Carillas dentales

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas son láminas delgadas que cubren la cara externa de los dientes anteriores y se utilizan para disimular defectos de forma o color, permitiendo lucir una sonrisa bonita y natural.

Gracias a la aplicación de carillas, podemos modificar las alteraciones estéticas de los dientes en pocas horas, sin ninguna intervención quirúrgica, de manera indolora y muchas veces sin anestesia.

¿Cuántos tipos de carillas dentales existen?

Carillas de porcelana

Se trata de un tipo de carillas sumamente estéticas y con las que conseguimos resultados espectaculares. Son el tratamiento que utilizan los famosos del cine y televisión, ya que nos permiten alcanzar “sonrisas perfectas”.

Son muy resistentes a la abrasión y desgaste y a los cambios de color a los que están expuestos nuestros dientes.

Requieren una reducción mínima del esmalte y es necesario dos visitas a la consulta. En la primera, se hace la preparación del diente, la reducción es del orden de 0’5 – 0’7mm para compensar el grosor que tendrá la carilla y así poder colocarlas bien y que los dientes queden con un tamaño adecuado. Se toman moldes y fotos de la boca, toda esta información se envía al laboratorio para que el ceramista protésico fabrique las carillas de forma exacta y totalmente personalizada.
En la segunda visita se cementan de forma definitiva y el paciente ya puede lucir su sonrisa inmediatamente.

Actualmente, con el avance de la tecnología, ya surgen modalidades de carillas de porcelana en que el tallado es prácticamente nulo.

Carillas de composite

Se realizan con unas resinas que se mimetizan con los dientes y el esmalte, adaptándose perfectamente a los tejidos. Es un material parecido al de los empastes pero más estético y con un acabado más preciso.

La gran ventaja frente a las de porcelana es que se hacen de forma directa sobre el diente, sin necesidad de laboratorio protésico y por tanto solo requieren de una sesión.

Las carillas son perfectas para corregir:

Cuidados de la carillas dentales

La higiene dental debe ser la misma que con los dientes naturales y las visitas al dentista también (1 o 2 veces al año).

Puedes hacer vida completamente normal pero sí deberás evitar acciones como morderte las uñas, cortar hilos y papel con la boca, morder bolígrafos u otros elementos duros. Además, en el caso de las carillas de composite también deberás evitar alimentos que tiñan tus dientes, se manchan tus dientes y tus carillas.

Aún así, con los cuidados apropiados las carillas pueden durar entre 5 y 10 años, ¡ son muchas sonrisas!

Contacta con nosotros sin ningún compromiso

En Odontos contamos con los mejores especialistas en odontología, y estamos a la vanguardia en nuevas  técnicas en diagnóstico y tratamiento.

Dra. Judith Vilar

Especialista en estética dental